Interacción de estrés hídrico y temperatura alta

Comúnmente, el estrés hídrico ocurre antes que el estrés por calor en el verano, ya sea por causas de falta de irrigación o insuficiente precipitación. Se han realizado varios estudios sobre este aspecto y se ha observado que plantas expuestas con anterioridad al estrés hídrico, mantienen buen estado hídrico, así como una mayor conductancia y transpiración, lo que originó una mayor tasa fotosintética durante la subsecuente sequía.
La ocurrencia simultánea de temperatura alta y estrés hídrico a menudo se presenta en algunas regiones del mundo; cuando esto ocurre en la fase de llenado de grano, puede provocar reducciones significativas en el rendimiento. A pesar del daño producido por estos dos factores es difícil distinguir cuál de ellos provoca una mayor reducción sobre el rendimiento de grano, ya que existe mucha similitud en la respuesta de las plantas a estos factores, en la fase de llenado de grano.
Mencionan que, si bien el conocimiento que se tiene acerca de cómo interactúan e influyen el estrés hídrico y el estrés por calor en las plantas es poco, existe la posibilidad de poder determinar el efecto combinado, ya que en la medida que se amplíe el conocimiento acerca de la interacción, se podría mejorar la identificación de los efectos fisiológicos involucrados con la presencia de estos dos factores, esto, con la finalidad de mejorar el desempeño de las plantas ante estas condiciones. Indican que si bien ambos factores pueden llegar a afectar la producción de un cultivo, las temperaturas altas pueden llegar a causar mayores reducciones en las tasas fotosintéticas que la ocurrencia de un estrés hídrico por sí solo.
El estrés hídrico y el estrés por temperatura alta causan disminuciones en la producción, y han sido asociados positivamente con la reducción en el crecimiento de la raíz, potencial hídrico, termoestabilidad de la membrana celular, tasa fotosintética, eficiencia fotosintética y acumulación de carbohidratos. Se han realizado estudios para determinar los efectos ocasionados por el estrés hídrico y el estrés por tempratura alta. En frijol se han encontrado significantes descensos en el índice de captación de CO 2.
Los efectos combinados de sequía y estrés por temperatura alta son asociados con daños a la membrana celular, fotosíntesis y al sistema antioxidante; si bien existen trabajos enfocados al efecto de estos dos factores sobre el crecimiento y actividades fisiológicas, poco se sabe aún sobre la recuperación de las funciones fisiológicas. La presencia de temperatura alta acompañada por humedad deficiente, puede llegar a ser muy dañina para el maíz, sobre todo, en la etapa de espiga-miento, ya que es la más susceptible.
Al estudiar el efecto provocado por temperatura alta y estrés hídrico en trigo durante la antesis, determinó que el efecto ocasionado por ambos factores sobre el rendimiento de grano fue más severo, debido a que la ocurrencia de temperatura alta provocó que el estrés hídrico fuera más severo.
La temperatura alta y estrés hídrico son dos de los factores que pueden llegar a ser una de las mayores limitantes en el crecimiento y desarrollo de las plantas, sin embargo cuando estos interactúan, pueden llegar a causar daños irreversibles; el conocimiento que se tiene de este evento es poco conocido, debido a la complejidad de su naturaleza.
Se sabe que el estrés hídrico ocasiona que las células pierdan su turgencia, por lo que el mantenimiento de un estado hídrico favorable puede llegar a tener efectos positivos para disminuir el estrés provocado por la temperatura alta.
Al respecto, señalan que en algodón, un genotipo tolerante a temperatura alta tuvo una menor disminución sobre la producción de biomasa, debido a que presentó una mayor acumulación de solutos, con lo cual mantuvo un mayor contenido de agua y por lo tanto mayor turgencia.
En base a estudios enfocados hacia el efecto que ocasiona la temperatura alta sobre las plantas, se ha podido determinar que uno de los aspectos que explican el comportamiento de plantas tolerantes, es la capacidad para inducir la síntesis de las llama-das proteínas de choque térmico, las cuales previenen la desnaturalización y degradación de proteínas y enzimas celulares.
Al respecto, señalan que el estrés hídrico tiene efectos negativos sobre la síntesis de proteínas en las plantas, por lo que es posible que la capacidad de resistencia de un genotipo a estrés hídrico, pudiera estar relacionada de alguna manera con la capacidad de síntesis de cierto tipo de proteínas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *