Elevar el pH del Suelo

Muchos agricultores tienen que hacer frente al problema de un bajo pH en sus suelos o sustratos de cultivo. Algunos suelos son ácidos por la naturaleza y en otros casos el bajo nivel de pH es el resultado de fertilización y riegos prolongados e intensos.
En los sustratos de cultivo, los cambios de pH son mucho más rápidos que en los suelos. Aunque varios medios de cultivo están disponibles con niveles iníciales diferentes de pH, el efecto de la fertilización y el riego sobre los niveles de pH puede ser enorme.
El pH del suelo por debajo de 5.5 podría tener como resultado rendimientos reducidos y hacerle daño al cultivo. En tales condiciones de pH, la disponibilidad de micronutrientes como el manganeso, aluminio y hierro aumenta y el problema de toxicidad de los micronutrientes podría ocurrir. Por otro lado, en pH bajo, disponibilidad de otros nutrientes esenciales, tales como K, Ca y Mg se reduce y puede dar lugar a deficiencias.
Las causas más comunes de un pH bajo en el suelo.
Antes de aplicar materiales que aumentan el pH, se debe verificar que el pH bajo no es causado por un régimen inadecuado de fertilización. A menudo, un ajuste de tal régimen podría resolver el problema de la acidez.
Esto es especialmente cierto para sustratos de cultivo: proporción de amónico/nitrato es un factor clave que puede determinar el pH de los sustratos, y puede ser controlado por una adecua-da aplicación de fertilizantes.
En los suelos, la fertilización intensiva con abonos a base de amonio o abonos de amonioformados (urea) puede disminuir el pH del suelo.
Elevar el pH del suelo mediante la adición de Cal
La técnica más comúnmente utilizada para elevar el pH del suelo es la aplicación de cal agrícola. La solubilidad de cal es relativamente baja, por lo que si se aplica sólo a la superficie del suelo, es probable que sólo afectara a la capa superior del suelo, no más de unos pocos centímetros de profundidad.
En los sustratos de cultivo, la cal debe incorporarse en el sustrato antes de plantar y el proceso suele ser logísticamente difícil. Esperar hasta después de plantar sólo lo hace más complicado, porque la cal entonces debe ser aplicada individualmente para cada contenedor o cada planta. Una vez más, debido a su solubilidad muy baja, es imposible aplicarla a través de riego.
Aumentar el pH
utilizando carbonato de potasio
A diferencia de la cal, el carbonato de potasio es muy soluble y por lo tanto, puede ser aplicado por el riego a goteo. Debido a su alta solubilidad, el carbonato de potasio puede ser fácilmente distribuido en toda la zona radicular, junto con el agua de riego y llegar más profundo del perfil del suelo.
En ambos suelos y sustratos de cultivo, el carbonato de potasio puede afectar rápidamente las reacciones químicas en la zona de raíces, por lo tanto, elevar el pH en la zona de raíces.
Regar con agua que tiene baja capacidad de amortiguación (concentración baja de bicarbonato), podría disminuir drásticamente el pH en sustratos de cultivo. En este caso, y especialmente cuando se utiliza los sustratos de cultivos inertes, un pH bajo podría pre-sentar un problema constante. Aplicar el carbonato de potasio como parte del programa de fertilización, periódicamente, o aun regularmente, puede prevenir la caída del pH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *