El sector forestal con constantes golpes y debe recuperarse

En los últimos meses del año se realizaron importantes eventos en varios puntos del país que tendrán repercusiones muy negativa y urge un estímulo para elaborar un plan de desarrollo forestal del país.

La demanda internacional para productos de la madera y biomasa forestal para biocombustibles y la escasez creciente de tierras productivas determinan las excelentes oportunidades de desarrollo para el Paraguay.  En nuestro País, las fértiles tierras, así como su clima y localización geográfica permiten un crecimiento de los árboles más rápido que en otros países y ofrecen óptimas condiciones para el desarrollo productivo del sector rural.  El sector forestal, productor por excelencia de recursos renovables, puede constituirse en importante impulsor del desarrollo para el Paraguay, por razones económicas y estratégicas, así como sociales y ecológicas y contribuir a la generación de los puestos de trabajo y bienestar que demanda la población. Otros Países con menores ven-tajas climáticas (ejemplo: Chile y Uruguay) están aprovechando las grandes ventajas de la producción forestal y forestoindustrial para su desarrollo económico y social. Aquí en nuestro país urge el desarrollo de la política de Estado para el sector de la producción forestal en coordinación con las autoridades ambientales. Urge encarar el diseño de políticas de desarrollo rural con incentivos para la producción sostenible, equilibrada y complementaria, integrando la agricultura, la ganadería y el sector forestal, considerando además las cuestiones ambientales. En los países vecinos se trabajó con éxito en la conservación de bosques y estímulo de nuevas plantaciones forestales mediante otorgamiento de incentivos fiscales y crediticios. El Infona, debe aprovechar el apoyo del Poder Ejecutivo e impulsar con fuerza la ejecución de la Política Forestal Nacional.  Hay un Objetivo general de la política forestal que busca: «Optimizar el aporte del sector forestal para pro-mover un crecimiento económico del Paraguay sobre bases sostenibles mediante el incremento de los beneficios económicos, sociales y ambientales de los bienes y servicios provenientes de los bosques del país, armonizando y articulando la política forestal con la política ambiental y con las otras políticas sectoriales y nacionales a través de una adecuación permanente con la participación de los sectores público y privado». Para una implementación efecto de programas será requerido un compromiso político de los más altos niveles de decisión, así como la planificación y la asignación de los recursos financieros a largo plazo dentro del presupuesto nacional, y en las solicitudes de cooperación internacional. Es imperiosa el desarrollo de la Poltica de Estado para el sector forestal en coordinación con las autoridades ambientales. Así encarar los diseños de políticas de desarrollo rural con incentivos para la producción sostenible, equilibrada y complementaria, integrando la agricultura, la ganadería y el sector forestal, considerando además las cuestiones ambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *