Cotripar y su aporte para una mejor productividad

            

El tradicional Día de Negocios, organizado por Cotripar, se trasladó en esta décima edición al distrito de Nueva Esperanza (Canindeyú). El evento tuvo un día mezclado entre compartir experiencias, observar a campo nuevas tecnologías, charlas y otras actividades.

                El trabajo en el campo, cada vez, exige más de parte de los productores y en especial de las empresas proveedoras de tecnologías para el sector agropecuario. La incorporación de algunas maquinarias, implementos y otros insumos es una corrida constante de las empresas fabricantes.

                El tradicional Día de Negocios, en su décima edición, se instaló en dicha localidad del decimocuarto departamento del país, que ha crecido de manera considerable. La jornada estuvo cargada de interesantes charlas y presentación de maquinarias a campo, complementando así una sinergia hombre y tecnología, para buscar una productividad cada vez mejor.

                “La idea comenzó con la mirada puesta en compartir más de cerca experiencias y vivencias de los productores, lo que ellos pasan en sus campos, el problema que conllevaban algunas maquinarias, así también los beneficios que consiguen con cada una de ellas. Eso nosotros charlábamos con nuestros técnicos y la empresas proveedoras para que puedan mejorar y siempre encontrar los ajustes necesarios que ellos necesiten y esta fue la idea inicial, 10 años atrás, para comenzar con esto que hoy ya podemos decir que es una marca registrada de nuestra empresa”, desatacó el Ing. Agr. Bruno Befago, encargado comercial de Cotripar.

                También manifestó que, en cada año, para la época preparan promociones especiales sobre las diferentes líneas de maquinarias, implementos, repuestos y otros productos representados por la firma, y también surgen grandes posibilidades de negocios que se concretan en el mismo día o en días posteriores.

DINÁMICA

Los organizadores prepararon una interesante actividad dinámica, con maquinarias e implementos de los distinto fabricantes. La temática a campo comenzó con la plataforma Draper GTS Flexer que, según sus representantes, es un implemento innovador en su segmento, principalmente, por su chasis de aluminio y hierro que están en el mercado desde 25 hasta 50 pies, con molinete simple, que también puede ser tripla acorde al pedido del productor. La limpieza de la máquina con el menor ingreso del suelo dentro de ella ofrece un grano más puro y durabilidad a la plataforma.

                También se presentó la fertilizadora autopropulsada Kuhn Accura ST 7.000, con despeje más grande del mercado, que viene con eje de 1,80 cm en la caja de disco de 1,69 cm, transmisor 4×4 hidro, suspensión neumática activa.

                 El tanque de la máquina y todos los puntos de contacto son fabricados con acero inoxidable, lo que permite ser más rustica en diversos ambientes de trabajo. La dosificación de los productos es realizada a través de una compuerta horizontal que garantiza una dosificación homogénea, tanto en lugares con pendiente, con capacidad de llegar a tener 42 metros de trabajo en cada pasada.

                “En Kuhn tenemos la ideología de seguir mejorando  con todas las maquinarias que fabricamos.

Tenemos padrones estrictos que se deben cumplir dentro de la fábrica en la búsqueda de seguir ofreciendo a los agricultores las tecnologías más avanzadas, lo que les traerá mejor productividad y nosotros la satisfacción de ver crecer el sector agropecuario, segmento al cual desde la empresa apostamos bastante”, resaltó William Maioto, encargado de exportaciones de la marca Kuhn, antes de comenzar a explicar sobre la serie de características de las distintas máquinas que ingresaron al campo para demostrar sus versatilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *