Declaración Internacional sobre Aplicaciones

 

 

Agrícolas de Biotecnología de Precisión

     Varios países firmaron a principios de noviembre, en Ginebra, la Declaración Internacional sobre Aplicaciones Agrícolas de Biotecnología de Precisión. La declaración fue presentada al Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio (OMC-SPS, por su sigla en inglés) por Argentina, con el copatrocinio de Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Uruguay. El texto está abierto a adhesiones de otros países.

     Las innovaciones en biotecnología de precisión, como la edición de genoma, han traído la promesa de grandes beneficios en el futuro.

    El documento es un compromiso de apoyar políticas que estimulen la innovación agrícola, incluyendo la edición de genoma. Esto entendiendo que la innovación agrícola ha desempeñado un papel esencial en el aumento de los ingresos y de la productividad contribuyendo al crecimiento y prosperidad de las civilizaciones.

    Con esta declaración, los países buscan minimizar las barreras innecesarias al comercio relacionadas con la supervisión regulatoria de productos de biotecnología de precisión.

      Las innovaciones en biotecnología de precisión, como la edición de genoma, han traído la promesa de grandes beneficios en el futuro. Para los consumidores, estas innovaciones pueden proporcionar alimentos más saludables y de mayor calidad. Para los agricultores, pueden aumentar la productividad, promover la salud de plantas y animales y mejorar la sostenibilidad ambiental.

    Los principios delineados en la declaración incluyen: mantener enfoques basados ​​en la ciencia y la evaluación de riesgos, consistentes con la protección de la salud humana, animal y vegetal y del medio ambiente; evitar distinciones arbitrarias e injustificables entre productos derivados de la biotecnología de precisión y productos obtenidos a través de otros métodos de producción; compromiso en la cooperación entre los gobiernos para minimizar las barreras innecesarias al comercio; avanzar en los esfuerzos de investigación para llevar productos útiles al mercado; y construir confianza en nuestras estructuras reguladoras para que futuras innovaciones agrícolas puedan estar disponibles para ayudar a los agricultores a enfrentar los desafíos globales para la producción suficiente y segura de alimentos, raciones, fibras y energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *