Las mejores condiciones en la plantación para un buen crecimiento de la planta

Para conseguir un cultivo sano durante todo su ciclo debemos proporcionarle un desarrollo armonioso, y la plantación es el inicio y la fase más deli-cada de la vida de una planta.

Si la hacemos mal, las pérdidas pueden ser importantes.

Son conceptos muy básicos que merece la pena aplicar, ideas clave o recomen-daciones para que las plantas queden instaladas en las mejores condiciones.

Un buen comienzo es elegir variedades adaptadas localmente, más resistentes.

Plantad en una tierra con la suficiente temperatura para favorecer la germinación. Cuanto más corto es el ciclo de desarrollo de la planta, menos tiempo tienen para actuar las plagas o enfermedades.

Para una mayor resistencia de la planta hay que conseguir un abonado equilibrado, sobre todo que no se exceda en aporte de nitrógeno.

En período soleado mejor efectuad el trasplante al atardecer, el estrés será menor.

Respetad las distancias de plantación. La plantación en tresbolillo permitirá que tenga mejor aireación y más luz.

Sembrad directamente o utilizad plantas sanas y vigorosas.

Las plantas jóvenes enraízan mejor, vigilad que la planta esté un poco endurecida y con sistema radicular denso.

El cepellón deberá estar húmedo.

A raíz desnuda ayudaría aplicar un embadurnado con barro de tierra arcillosa, y en cepellón ayudaría mojarlo en agua enriquecida con algas marinas (lithotame), la cantidad sería 100g por litro de agua.

El cuello de la planta no deber quedar enterrado anormalmente.

La profundidad dependerá de las especies. Lechugas, apios, apionabo y fresas deben colocarse con el tallo a ras de tierra, en cambio coles, puerros, tomates, pueden enterrarse más pro-fundamente sin problemas hasta las primeras hojas, pues esa parte se blanqueará o emitirá raíces.

A fin de limitar el marchitamiento de la planta justo después del trasplante (debido a una evaporación excesiva del agua de sus tejidos), a veces conviene reducir la superficie de follaje del plantel cortándola en torno a un tercio.

Las raíces se recortarán también a 1cm del cuello de la planta cuando se trata de plantas a raíz desnuda.

Disponed la planta bien vertical para asegurar un desarrollo equilibrado.

Antes de poner el acolchado, donde irá la plantación, debemos asegurarnos de que la tierra esté húmeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *