Primer examen de la ganadería

Los mejores resultados en un rodeo de cría de ganado vacuno se obtienen a partir de la incorporación de genética mejoradora, lo cual no siempre pasa por elegir el toro o la vaca que presenta el mejor aspecto físico, sino que el cuándo y el cómo son de suma importancia, especialmente cuando se está tratando de salir de los efectos de una grave sequía.

¿Cuándo debo incorporar genética? Una de las formas de hacerlo es comprar semen e inseminar a las vacas, también cuando se incorporan toros, pero se suma genética además cuando se retienen vientres y no necesariamente con la compra.

El hecho de retener hembras y que cada productor arme su propia reposición implica la incorporación de vientres.

Esto implica incorporación de genética con animales que han tenido su origen en alguna pajuela de algún toro de genética superior o de algún toro de servicio también de calidad superior.

La genética tiene posibilidades de manifestarse cuando está en relación con los sistemas de producción en los que se va a desarrollar ese planteo genético de mejoramiento que no pue-de estar aislado de los aspectos de mercados.

Además es la interacción permanentemente desde lo productivo, lo biológico y lo económico financiero con los sistemas de producción en los que se aplicará y los mercados que se deben atender.

Los sistemas de selección son dos. El más común se basa en la observación visual o fenotípica del animal, el más usado en la región país:

Vemos un animal en función de lo que estimamos.

Por ciertas características se determina si ese animal es mejorador, muy mejorador o puede no serlo y de conformidad con ello se toma una determinación.

La otra forma es a través de las mediciones a partir de las lecturas de la balanza, del ecógrafo, de las escalas, herramientas que permiten cuantificar ciertos rasgos en los reproductores y que nos ayudan a definir las diferencias esperadas de progenie (DEP por sus siglas en inglés), además de analizar el potencial de esos reproductores, modelar animales y si es posible en conjunción con el medioambiente.

Nunca dejaremos de evaluar a los reproductores a través de la observación visual, pero también necesitamos incorporar las mediciones a través de sus distintas expresiones en equilibrio con el medioambiente y el mercado, producir los animales de la mayor calidad posible.

FUTURO

Al elegir un reproductor, lo que se debe tener en cuenta es el futuro, saber qué se piensa hacer con el reproductor que se tiene delante, tomar a los hijos como ternero de destete, los hijos como futuros novillos o como toros de venta y reposición, sobre todo en las razas Braford y Brangus, que hoy dominan el NOA y el NEA, y a partir de los rodeos comerciales comienza el mejoramiento al transformarse en rodeos de elite de muchísima calidad, vientres de reposición y como futuros vientres del rodeo o sus hijas.

Las vacas son las que mandan porque son las que van a producir los terneros, los novillos y los toros con la calidad que se necesita.

Un toro que preña vacas y mejora el rodeo debe mostrar potencial genético en términos productivos, las DEP, aptitudes potenciales y reproductivas, una buena y acorde aptitud carnicera y no dejar de analizar el pedigrí.

Un toro Braford puede tener un componente genético y otro de medio-ambiente porque así lo ha expresado y esa relación representa el 30% en la parte genética, pero el componente medio-ambiente representa el 70% sobre ese patrón genético que permite expresar su potencial.

Un ejemplo práctico: si ponemos dos hermanos idénticos de la misma raza y con el mismo patrón genético, uno de ellos en condiciones de buen medioambiente, de alimentación, sanitario y climático, se mostraría de una manera y si al otro hermano lo ponemos en una situación de estrés permanente nutricional o sanitario, nunca podría manifestarse u observarse visualmente como se lo observa a su otro hermano.

El potencial y el patrón genético es el mismo, pero la expresión de los anima-les es distinta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *